jueves, 10 de marzo de 2022

A los mártires de la Tradición

Un año más, los integrantes del Círculo Tradicionalista de Granada «General Calderón» hemos celebrado la fiesta de los mártires de la Tradición, instituida por Don Carlos VII. 

Hoy, 10 de marzo, fecha ineludible para todo carlista, hemos acudido al cementerio municipal de San José para honrar a los que ofrecieron sus vidas por nuestra sacrosanta Religión y nuestra amadísima Patria, la inmortal España.

Ante la tumba del requeté Ángel Vidal Muñoz, muerto en campaña durante la Cruzada de Liberación a los 18 años de edad, nuestro correligionario Javier A. ha depositado una vela encendida. Después de un momento de duelo y tras el rezo de un Padrenuestro, Avemaría y Gloria por el eterno descanso de los mártires de la Santa Causa, hemos leído el siguiente poema de Pedro Sánchez Eguzquiza:



A los mártires 

Musa cristiana, dulce compañera
de mi existencia que el pesar consume,
deja oír tu armonía placentera
y no permitas que el dolor me abrume.
Préstame tus acentos soberanos
para que eleve canto resonante
en honor de los mártires hispanos
que, en lid horrisonante,
por Dios y por el Rey y por la Patria
la sangre de su pecho derramaron
é infamias infinitas repararon. 

Del seno oscuro de nación extraña
se extendieron mefíticos errores
que invadieron á España
incubando miserias y dolores.
Hombres funestos de ambición impía,
cegados por sacrílego delirio,
por diabólica vía
la nave de la patria condujeron
y en bárbaro martirio
sus hijos más notables perecieron.
Corrió sangre inocente
al pie de los altares;
levantó la impiedad su altiva frente
derrocando las leyes seculares
que á España hicieron colosal y fuerte
y en toda su extensión reinó la muerte.
Muerte en almas, y muerte en corazones;
muerte moral de las inteligencias;
muerte de las antiguas tradiciones,
muerte de las virtudes y las ciencias;
muerte en el llano, muerte en la montaña;
muerte en pueblos, aldeas y ciudades,
muerte del cenobita con vil saña:
muertes sin fin; sin fin de iniquidades.

Por salvar los principios homicidas
que á la patria arrastraban á la tumba,
en hórrida balumba,
sacrificaron sin piedad las vidas,
que eran á un tiempo su sostén y ornato;
perdieron las colonias;
con fiero desacato
inundaron los templos
con el lodo de torpes ceremonias;
las sagradas riquezas
legado de otras épocas mejores,
las áureas bellezas
que produjeron ínclitos mayores
de nuestra raza prez y justa gloria,
redujeron á míseras cenizas;
y do estendía el arte sus fulgores,
do la virtud intrépida victoria
conseguía del vicio y la flaqueza;
do místico plantel de puros lirios
exhalaba perfumes celestiales,
de la naturaleza
triunfando y' de sus lúbricos delirios,
ángeles pareciendo y no mortales,
horrenda asolación tendió sus alas
y el vicio se adornó con torpes galas. 

Un río de ambición y podredumbre
en que flotaban sórdidas maldades
cubrió los horizontes españoles.
Inmensa muchedumbre
de crímenes, traiciones, falsedades
el infierno abortó, ahogar buscando
en su licor abyecto y nauseabundo
á España, cuya fe iluminó al mundo.
Y creyeron gozosas las naciones
que España fenecía
entre las convulsiones
y espantosa agonía
que la agitaron con terrible espanto;
y el averno llenóse de alegría
al ver á su enemiga en tal quebranto,
y el ángel tutelar de las Españas,
cubierto el rostro de tristeza suma,
batió sus alas de nevada pluma,
y del suelo amasado con hazañas
huyó con rapidísima presteza
sumiéndose del cielo en la grandeza. 

¡Finis Hispaniæ! parecía escrito
con rojos caracteres en las nubes,
pero al soplo bendito
del Criador que mora entre querubes,
de la española tierra
brotaron en legiones
héroes incontables
que el llano, la ciudad y la alta sierra
ilustraron con bélicas acciones,
y rescataron con su sangre pura
á la patria con actos de heroísmo
salvándola piadosos del abismo. 

¿Quién, mártires sagrados
cantar pudiera con potente acento
los hechos esforzados,
el cristiano ardimiento,
el desprecio de bienes terrenales,
la audacia y el denuedo temerarios
que mostrasteis en luchas desiguales
pasmando á vuestros mismos adversarios?
En la impía centuria
que amontonó las ruinas por do quiera
con satánica furia,
sólo vosotros con fulgente lumbre
brilláis como del sol la roja esfera;
sólo vosotros renováis la gloria
de aquella raza que formó la urdimbre
de nuestra patria, extraordinaria historia. 

¡Qué cuadro de heroísmo nos presentan!
Quién de prosapia noble,
abandona su espléndida morada
do brillantes se ostentan
en armonía doble
las glorias de la ciencia y de la espada,
y ni las continuadas privaciones
de vivir en movibles campamentos;
ni la falta del lujo y atenciones
que siempre rodearon su existencia
ni los combates árdidos, cruentos
en que, soldados rasos, toman parte
con pasmosa bravura y competencia;
ni el ostracismo largo
donde, fieles siguiendo á su estandarte,
comen el pan amargo
que les ofrecen extranjeras gentes
amenguan su entusiasmo de creyentes

Quién de amada familia rodeado
expone con viveza
de la patria los males;
toma luego las armas del soldado
é imitando sus hijos su entereza
el hogar, entre gritos maternales,
unidos y resueltos abandonan
y en tremebundas lides
elocuentes pregonan
su valor de cristianos adalides. 

Junto al cadáver del amado esposo
yace llorando, inconsolable madre
sin que su corazón halle reposo;
y al ver aproximarse al hijo triste,
enjugando su llanto
le dice: «Las pisadas de tu padre,
de quien honor y vida recibiste,
sigue, hijo mío; sin pavor ni espanto;
por nuestra Patria y Religión pelea.
No temas á la muerte
ni la mísera suerte
que me aguarda. De Dios cumplida sea
la voluntad, que allá en el cielo
será recompensado nuestro duelo.» 

Y jóvenes y ancianos
y hasta niños, doncellas y mujeres
tan heróicas proezas realizan
que pasmaran á griegos y espartanos
á quienes las historias eternizan.
Ilustres soberanos,
con pobre solio y sin igual corona
renuevan las hazañas de Pelayo,
y en la abyección que á España desmorona
luchan sin tregua, luchan sin desmayo
seguidos de entusiastas servidores,
de sabios y guerreros
que ora con los fulgores
de su pasmosa ciencia;
ora con los severos
acentos de su vívida elocuencia;
ante la ,juventud que los admira;
ante el público absorto y suspendido
de sus mágicos labios;
ante la plebe ciega que delira
vomitando satánicos agravios;
en los campos sangrientos de batalla,
á la impiedad triunfante
y al vicio dominante
se oponen con valor fuerte muralla.

Y mueren sonrientes,
ora besando santo escapulario
mientras estallan bombas estridentes
que sin cesar envía su adversario;
ora envueltos en mísera pobreza
por no reconocer el despotismo,
continuando con férrea entereza
á su bandera inmaculada fieles;
ya de rudo ostracismo
apurando las hieles;
ya de mundana gloria
menospreciando el brillo,
siempre obedientes á la ley cristiana,
siempre leales á su gran caudillo. 

¡Y cuántos son los mártires insignes!
¡Cuantos héroes surgen en tu seno
querida é infelice patria mía!
¿Quién los podrá contar? ¿Quién las hazañas
á nuestra edad indiferente extrañas,
que realizan con valor sereno
cantara con insólita armonía?
Entonces del sepulcro do te asientas
surgirías, oh España desdichada;
entonces por completo renovada
lavarías las múltiples afrentas
que extranjeras naciones
y de hijos desgraciados las traiciones
te arrojaron con torpe vilipendio,
mancillando tu gloria refulgente
y á tus plantas abriendo abismo hirviente. 

¡Oh mártires sagrados! desde el cielo
donde gozáis la bienaventuranza,
después de vuestras luchas en el suelo,
á España proteged con mano fuerte.
De la sima do ciega se avalanza,
de la región oscura, de la muerte
donde la arrastra, bárbara locura,
apartadla piadosos;
y á vuestros esforzados descendientes,
reliquias de la raza más bravía,
á cuantos van en pos de la bandera
que defendisteis con tesón valientes,
enviad una chispa de la hoguera
que vuestro ser abrasa,
inspiradles aquel viril denuedo
aquel valor sin tasa
con que. firme la mano, el pecho ledo,
combatisteis las turbas liberales
que inundaron á Espata en duros males. 

Y tú, Rey Caballero
de la impiedad acérrimo adversario,
creyente fiel, magnánimo guerrero,
en grandiosas empresas temerario,
tú que sufriste la amargura intensa
de morir tras larguísimo destierro
sin salvar á la patria que se hunde;
hoy que has hallado eterna recompensa,
bélico ardor en nuestro pecho infunde
y suplica al Señor llegue la hora
de que, siguiendo tus heroicas huellas,
aniquilemos la horda destructora
que á nuestra patria destrozar pretende.
De tu hijo y sucesor haz que sigamos
las órdenes resueltas que acatamos,
y á la impiedad que por do quier se extiende
sin encontrar en su carrera valla,
venceremos en ardida batalla. 

Marzo de 1910.

(Cantos a la Tradición, por Pedro Sanchez Eguzquiza)

viernes, 4 de marzo de 2022

El General español «No importa» en el espíritu de resistencia ucraniano

En unas recientes declaraciones en televisión, Pablo Iglesias ha venido a decir que los ucranianos no tienen nada que hacer en la guerra abierta que les ha declarado Vladimir Putin. Supuestamente, al preguntarles sobre el particular, unos militares amigos de Iglesias le habrían dicho: 

—«Es imposible [que el Ejército ruso sea derrotado], dada la correlación de fuerzas que hay entre el Ejército ruso y el Ejército ucraniano y las milicias civiles». 

—«¿Cuál es la única manera de derrotar al Ejército ruso?»—, habría inquirido el exvicepresidente podemita. 

—«Una misión militar internacional liderada por Estados Unidos con otros países de la OTAN».

Ante esta presunta respuesta, Iglesias añade: «Estaríamos hablando de una conflagración mundial con una potencia que tiene armamento nuclear». 

A nadie se le escapa que el antiguo dirigente del partido morado, punta de lanza del aberrosexualismo y el feminismo radical en nuestro país, amigo de etarras y separatistas de todo pelaje, está al servicio del eje Moscú-Teherán-Caracas, del que ha recibido durante muchos años suculenta financiación y apoyo propagandístico, por lo que no nos sorprende que su discurso derrotista para los ucranianos sea el que interesa a sus aliados.

Preciso es recordar en este contexto la persecución que sufren los católicos desde 2014 en las zonas controladas por los cismáticos prorrusos. Al producirse la invasión putiniana el pasado 24 de febrero, el sacerdote ucraniano Basil Kovpak, de la Fraternidad de San Josafat, vinculada a la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, ha exhortado en un comunicado a los fieles católicos de la Tradición «a formar un frente espiritual, a tomar el escudo de oración, el Santo Rosario, y no soltarlo hasta la victoria final». 

Entretanto, el sobrevenido «pacifista» Iglesias, que tanto se ha destacado siempre por su ardiente defensa del bando frentepopulista en la guerra de España y del bando soviético en la Segunda Guerra Mundial, manda el siguiente mensaje al pueblo ucraniano: «lo mejor que pueden hacer es rendirse incondicionalmente a Putin, porque no tienen nada que hacer».

Probablemente Pablo Iglesias no haya oído hablar nunca del General No importa. La historia de España no es su punto fuerte y menos los episodios que tienen que ver con nuestras grandes gestas, de las que abomina. Pero recordemos quién fue ese General. El periódico realista El Procurador General de la Nación y del Rey, en su número 139, correspondiente al 16 de febrero de 1813, lo explicaba:

Preguntaba un oficial frances en una tertulia de españoles qual era el mejor General de quantos sostenian la causa de la España. Cada uno de los tertulios fué citando á aquel que en su juicio tenian por mejor: pero el oficial Frances á todos respondia. No es ese. Volvieron á citar otros y otros, y volvió, el frances á repetir lo mismo: hasta que apurados los nombres de todos los generales no tuvieron ya los Españoles General alguno que citar. Entonces el oficial Frances les habló en estos ó semejantes términos. Señores, el General mejor que tiene España, y el que al fin ha de salvarla es el General No importa. Este, este es el que á nosotros nos está haciendo las muelas, el que nos aburre, y el que ultimamente ha de dar con nosotros y nuestro Emperador al traves. Ganamos una batalla que creemos decisiva.... No importa, dicen los Españoles, si esa se perdió, otra se ganará. Ocupamos una Provincia.... No importa: otro dia la desocuparán. Dispersamos un exército.... No importa: en tal parte se reúne otro. Tomamos una plaza.... No importa: mañana ó el otro se reconquistará. Hacemos en fin qualquiera genero de progreso…. No importa, y con este No importa nos resisten, nos aniquilan, nos desesperan. Por eso digo que el gran general que ha de salvar la España, es el No importa

Ucrania parece tenerlo todo en contra. La OTAN no va a intervenir directamente. Enfrente tienen una potencia militar con armamento nuclear, muy superior a sus capacidades, que se ha anexionado ya con éxito parte de su territorio. Lo más que pueden pedir son oraciones, ayuda humanitaria y armas. No otra cosa pedían los requetés en la Cruzada: «Mientras quede un terrón por conquistar, una sola cosa pediremos: fusiles para nuestros voluntarios y frentes donde combatir», escribía en diciembre de 1936 el periodista tradicionalista granadino Fernando de Contreras y Pérez de Herrasti.

El P. Basil Kovpak orando
por Ucrania ante el
Santísimo Sacramento.

El ejemplo era siempre el mismo: «Quisiera y pido á Dios que el general No importa presida nuestra empresa», dijo Carlos VII en diciembre de 1872, antes de volver a cruzar la frontera española para ponerse al frente de sus hombres en una guerra que sabía también desigual. «Emblema de nuestra raza» llamaba Vázquez de Mella al General No importa en un memorable artículo de 1905, añadiendo que «el perpetuo NO IMPORTA español (...) nos recuerda el deber de no rendirnos nunca al infortunio y alzar altivos la frente en las horas de las grandes tristezas nacionales, recordando las magnificencias del pasado». Y más recientemente, Rafael Gambra, en otro artículo escrito en 1986 en el Boletín Fal Conde del anterior Círculo Tradicionalista de Granada, sentenciaba, en relación a la actitud que deben seguir actualmente los carlistas: «Nuestros mayores nos dieron el ejemplo y la consigna: NO IMPORTA. Lo que se nos exige no es vencer sino luchar».

Aunque nuestras simpatías están con nuestros hermanos católicos, no consideramos que España deba intervenir militarmente en este conflicto y rezamos para que se restaure pronto una paz justa y duradera. No obstante, constatamos que el General No importa es hoy ucraniano, que se yergue altivo ante el invasor moscovita, y ante ese heroico General, no podemos, como españoles y tradicionalistas, sino quitarnos el sombrero.

domingo, 20 de febrero de 2022

Gran éxito en la I Jornada Tradicionalista Granadina

La primera Jornada Tradicionalista Granadina, celebrada ayer, 19 de febrero de 2022, en la ciudad de de los cármenes, ha sido todo un éxito, tanto por la sabiduría y buena oratoria de los tres ponentes invitados, como por la afluencia de público, que llenó el salón a rebosar. 

Medio centenar de asistentes participaron a lo largo de la jornada en las diversas charlas y tertulias que tuvieron lugar en un restaurante céntrico, pues finalmente no pudo celebrarse, como estaba previsto, en el Convento de las Comendadoras de Santiago, en cuyo muro se dejó un cartel indicando la nueva ubicación. 

Acompañaron a los carlistas y simpatizantes de la Santa Causa granadinos, correligionarios de Málaga, Algeciras, Almería, Sevilla y otras localidades de la España meridional, en un ambiente distendido de amistad y camaradería.

El acto dio comienzo a las 12 con la presentación de los conferenciantes por parte de Rodrigo Bueno, en nombre del Círculo Tradicionalista de Granada General Calderón, quien expuso a continuación la permanencia histórica del carlismo en nuestra ciudad y provincia. Esta vio nacer a generales carlistas como José María Arévalo, Manuel Fernández de Prada o Carlos Calderón, así como a abnegados periodistas tradicionalistas como Francisco Guerrero Vílchez, y experimentó un florecer de boinas rojas en la Cruzada Nacional de 1936, con la formación del Tercio de Requetés Isabel la Católica, cuyos ideales se mantuvieron en el anterior Círculo Fal Conde de Granada, del que es continuador el Círculo General Calderón.

D. Telmo Aldaz de la Quadra-Salcedo, presidente de la Comunión Tradicionalista Carlista, conocido en toda España por su abundante presencia mediática y querido por su locuacidad y autenticidad, tomó la palabra y contó lo que el carlismo significa para él y lo que le evoca la defensa de estos santos ideales. En segundo lugar intervino D. Javier M.ª Pérez-Roldán, secretario general de dicha Comunión, que disertó sobre la lucha contra la Revolución y acerca de la importancia de ser contrarrevolucionario en nuestros días. Cerró la tanda de conferencias matutinas el profesor D. Javier Barraycoa, quien, recién llegado de Barcelona, habló, entre otras cuestiones, del deber moral de la participación de los católicos en la vida social y política.

La agradable comida en el restaurante, con sus charlas a los postres y corrillos en el patio, permitió entablar nuevos contactos y amistades, que servirán sin duda para reorganizar y potenciar el tradicionalismo tanto en nuestra ciudad como en nuestra región, Andalucía Oriental.

La tertulia de la tarde, en ambiente más familiar aún, no fue menos interesante y permitió aclarar ciertas dudas sobre algunos de los principios defendidos por el Tradicionalismo español. También despertaron interés los libros de la Asociación Editorial Tradicionalista y se vendieron varios ejemplares de La intolerancia doctrinal, del Cardenal Pie, y de El laureado Tercio de Requetés de Ntra. Sra. de Montserrat, tan en boga en nuestros días por la ignominiosa retirada de la estatua del Requeté que se hallaba en el recinto de la abadía de Montserrat frente a la cripta en la que descansan cientos de requetés mártires de la Cruzada, así como de Escolios para el combate, del profesor Barraycoa, entre otros.

No podemos dejar de mencionar en esta crónica al periodista Danilo Albin, que tuvo la amabilidad de dedicarnos un artículo en el diario enemigo Público, el cual permitió que varias personas más se enterasen del acto y acudiesen. ¡Desde aquí le mandamos un caluroso saludo y nuestro agradecimiento por la propaganda gratuita!

La Causa de la Tradición avanza. ¡Por Dios, por España y por la Monarquía tradicional!













viernes, 18 de febrero de 2022

sábado, 12 de febrero de 2022

Acude a la Primera Jornada Tradicionalista Granadina

El próximo 19 de febrero de 2022 (sábado) tendrá lugar (Dios mediante) la Primera Jornada Tradicionalista Granadina en la Hospedería de las Comendadoras de Santiago (Granada), en la que intervendrán a partir de las 11:30 como oradores los Sres. D. Telmo Aldaz, D. Javier M.ª Pérez-Roldán y D. Javier Barraycoa, todos ellos destacados tribunos del Tradicionalismo español, con los que almorzaremos después en el convento de las Comendadoras de Santiago, seguido lo cual habrá tertulia, presentación de libros de la Editorial Tradicionalista y oración en la capilla del convento. 

Si no has reservado ya tu plaza, nos gustaría invitarte a que lo hagas. Por favor, además de acudir, te pedimos que compartas el siguiente cartel con tus amigos o conocidos que puedan tener interés. Muchas gracias. 

Círculo Tradicionalista de Granada General Carlos Calderón




Categorías del blog

Tradicionalismo granadino (63) Tradicionalismo en nuestro tiempo (48) Carlistas de Granada (35) Comunión Tradicionalista durante el periodo alfonsino (28) Guerra Civil Española (26) Requetés (24) Comunión Tradicionalista durante la Segunda República (21) Cruzada de Liberación (21) Comunión Tradicionalista durante el gobierno de Franco (20) Tercera guerra carlista (19) Mártires de la Tradición (16) Historia del carlismo (15) Poemas (14) Prensa tradicionalista (14) S.A.R. Don Sixto (14) Juan Vázquez de Mella (13) Tercio de Requetés Isabel la Católica (12) El Siglo Futuro (10) Primera guerra carlista (10) Familia Real proscrita (9) General Carlos Calderón (8) La Verdad (8) Militares carlistas (8) Rafael Gambra (8) 18 de julio (7) Doctrina carlista (7) Familia Borbón Parma (7) Familia Pérez de Herrasti (7) Guerra Civil en Granada (7) Guerra de la independencia (7) Carlos Cruz Rodríguez (6) Círculo Fal Conde (6) Guerra realista (6) Obispos íntegros (6) Toma de Granada (6) Tradicionalismo malagueño (6) Alzamiento Nacional (5) Carlos VII (5) Cofradía Nuestra Señora de los Dolores de Granada (5) Fiesta de Cristo Rey (5) Virgen de las Angustias (5) himnos tradicionalistas (5) Agrupación Escolar Tradicionalista (4) Carlismo en Andalucía (4) Carlistas célebres (4) Comunión Tradicionalista (4) El Correo Español (4) Francisco Guerrero Vílchez (4) Juan Marín del Campo (4) Manuel Fal Conde (4) Miguel Ayuso (4) Montejurra (4) Agencia FARO (3) Arzobispos de Granada (3) Boletín Fal Conde (3) Carlistas de Almería (3) Carlos Hugo de Borbón Parma (3) Crímenes liberales (3) ETA (3) Fabio (3) Francisco José Fernández de la Cigoña (3) Gabino Tejado (3) General No importa (3) Historia de España (3) Jaime III (3) Javier de Borbón Parma (3) José Miguel Gambra (3) Juan Bertos Ruiz (3) Julio Muñoz Chápuli (3) Liturgia católica (3) Partido Integrista (3) Partido carlista (3) Periodistas carlistas (3) Víctimas de ETA (3) Víctimas del terrorismo (3) Andrés Manjón (2) Balbino Rubio Robla (2) Carlismo en Hispanoamérica (2) Carlistas de Málaga (2) Conde de Rodezno (2) Contra-revolución (2) Corpus Christi en Granada (2) Cristóbal Colón (2) Descubrimiento de América (2) Día de la Hispanidad (2) El Catolicismo liberal (2) Emilio Ruiz Muñoz (2) Francisco Elías de Tejada (2) Francisco de Paula Oller (2) G. K. Chesterton (2) General Sanjurjo (2) Gran Capitán (2) Integristas de Granada (2) Jaimismo (2) José Gras y Granollers (2) José María Lamamié de Clairac (2) José Sanjurjo (2) Juan Creus y Manso (2) Juan Manuel de Prada (2) León XIII (2) Liberalismo (2) Literatura (2) Maestrantes de Granada (2) Manuel María Fernández de Prada (2) Manuel Senante (2) Marqués de Villores (2) Masonería (2) Melchor Ferrer Dalmau (2) Revista Cristiandad (2) Reyes Católicos (2) San Fernando (2) Siglo de Oro español (2) Sixto Enrique de Borbón (2) Tradicionalismo francés (2) Una resistencia olvidada. Tradicionalistas mártires del terrorismo (2) A los 175 años del Carlismo (1) Abadía del Sacromonte (1) Abrazo de Vergara (1) Academia y Corte de Cristo (1) Acción Católica (1) Al-Andalus (1) Alejandro Utrilla (1) Alphonse Kannengieser (1) Andrés Pérez de Herrasti y Pulgar (1) Antonio Aparisi y Guijarro (1) Antonio Blanes Zayas (1) Antonio Iturmendi (1) Antonio Molle Lazo (1) Antonio Pérez Dubrull (1) Asociación Víctimas del Terrorismo (1) Balbino Santos Olivera (1) Bandera de Andalucía (1) Batalla de Lepanto (1) Batalla de Montejurra (1) Batalla de Somorrostro (1) Biblioteca Popular Carlista (1) Cantos a España (1) Cardenal Cisneros (1) Carlismo (1) Carlismo en Granadam¡ (1) Carlismo en Jaén (1) Carlismo en Navarra (1) Carlistas de Córdoba (1) Catecismo católico (1) Catolicismo liberal (1) Cayetano de Borbón Parma (1) Cerro Muriano (1) Chafarote (1) Cien Mil Hijos de San Luis (1) Club de tertulia Secondo Venerdi (1) Cofradía Nuestro Padre Jesús del Rescate (1) Comunismo (1) Comunión Tradicionalista Carlista (1) Conde de Arana (1) Conde de Padul (1) Conrado Reiss (1) Conservadurismo liberal (1) Coronavirus (1) Coronel Longo (1) Cruzadas (1) Crímenes comunistas (1) Crímenes nazis (1) Dalmacio Iglesias (1) Devociones (1) Dinastía carlista (1) Dinastía usurpadora (1) Dionisio Bolívar (1) Don Quijote de la Mancha (1) Dos de mayo (1) Edad Media (1) Editorial Católica Española S. A. (1) Editorial Tradicionalista (1) Eduardo Baselga Recarte (1) El Cruzado Español (1) El Pensamiento Navarro (1) Emigración carlista (1) Emilia Pardo Bazán (1) Emilio Barrera Luyando (1) Enrique VIII de Inglaterra (1) Erasmo de Rotterdam (1) Estado y Nación (1) Expulsión de los moriscos (1) Felipe VI (1) Fernando III el Santo (1) Francisco Javier Mier y Campillo (1) Francisco Javier Simonet (1) Francisco Navarro Villoslada (1) Francisco Suárez (1) Fraternidad de San Josafat (1) Fray Leopoldo de Alpandeire (1) Fray Luis de Granada (1) Friedrich Engels (1) Fructuoso Pérez (1) Félix Sardá y Salvany (1) General Barrera (1) General Elío (1) Generales carlistas (1) Guerra de Ucrania (1) Hermandad Sacerdotal San Pío X (1) Hijas de Cristo Rey (1) Historia de Andalucía (1) Historia del Tradicionalismo Español (1) Historia del liberalismo (1) Homilías (1) Ignacio Baleztena Ascárate (1) Isabel II (1) Isabel la Católica (1) Isidoro Pérez de Herrasti y Pérez de Herrasti (1) Jaime Balmes (1) Jaime de Carlos Gómez-Rodulfo (1) Jean-Jacques Rousseau (1) Jesuitas (1) Jesús Evaristo Casariego (1) Joaquín Ímaz Martínez (1) Josefismo (1) Josep Carles Clemente (1) José Carlos Clemente (1) José Luis Zamanillo (1) José Manuel Baena Martín (1) José María Arauz de Robles (1) José María Ruano (1) José María Valiente (1) José María de Arévalo (1) José María de Pereda (1) José Meseguer y Costa (1) José Millán Astray (1) José Moreno Mazón (1) Juan Antonio Ansaldo (1) Juan Calvino (1) Juan Donoso Cortés (1) Juan José Vivas-Pérez (1) Juan María Roma (1) Juan Sáenz-Díez (1) Judaísmo (1) Judíos y católicos en Austria-Hungría (1) Julio Nombela (1) Karl Marx (1) La Esperanza (1) La Hormiga de Oro (1) Legión Española (1) Leonardo Castellani (1) Leopoldo Eguilaz Yanguas (1) Lorenzo Ros (1) Lorenzo Sáenz y Fernández Cortina (1) Los últimos de Filipinas (1) Macarena Olona (1) Maite Araluce Letamendia (1) Manifiesto de los Persas (1) Manuel Fernández de Prada (1) Manuel Polo y Peyrolón (1) Manuel Sola Rodríguez-Bolívar (1) Marcelino Menéndez Pelayo (1) Marián Vayreda (1) Marqués de las Torres de Orán (1) Martin Luther (1) Martín Lutero (1) María del Pilar Bertos Herrera (1) Mauricio de Sivatte (1) Miguel de Cervantes (1) Misa tradicional (1) Misa tridentina (1) Monarquía tradicional (1) Mozárabes (1) Muertos por Dios y por España (1) Mártires de La Garrofa (1) Médicos de Granada (1) Nación española (1) Navidad (1) Obispos de Almería (1) Padre Manjón (1) Papa Pío XII (1) Pedro Calderón de la Barca (1) Pedro Sánchez Eguzquiza (1) Pensadores tradicionalistas (1) Periodista José Fernández Martínez (1) Periódico El Triunfo (1) Programa tradicionalista (1) Protestantes (1) Protestantismo (1) Príncipe heroico y soldados leales (1) Quintillo (1) Ramón María del Valle-Inclán (1) Ramón Nocedal (1) Rebelión de las Alpujarras (1) Reforma protestante (1) Revista Montejurra (1) Revolución francesa (1) Reynaldo Brea (1) Rufino Peinado (1) Salvador Morales Marcén (1) San Agustín (1) San José (1) San José de Calasanz (1) San Pío X (1) Sanfermines (1) Santiago Apóstol (1) Sebastian Brunner (1) Separatismo (1) Sitio de Ciudad Rodrigo (1) Sodomía (1) Sylvia Baleztena Abarrategui (1) Terciarios franciscanos (1) Tercio Nuestra Señora de la Merced (1) Tercio de Navarra (1) Tercio de Requetés Nuestra Señora de las Angustias (1) Tirso de Olazábal (1) Tolkien (1) Tomás Domínguez Arévalo (1) Ulrich Zwingli (1) Ulrico Zuinglio (1) Unidad católica (1) Viena (1) Vox (1) Wiener Kirchenzeitung (1) mal menor (1) marxismo (1) piloto Lacombe (1) reseñas de libros (1) Ángel David Martín Rubio (1) Ángel Ganivet (1) Órgiva (1)